OMEGA 3 Y EL CÁNCER

El Cáncer y el Omega 3


La evidencia que vincula el consumo de pescado con el riesgo de cáncer es pobre. La suplementación con ácidos grasos omega 3 no parece afectar a este riesgo tampoco. 

Un informe de 2006 en el Journal of the American Medical Association, en su revisión de la literatura científica de las cohortes de muchos países con una gran variedad de datos demográficos, llegó a la conclusión de que no existía ningún vínculo entre el Omega 3 y el cáncer. Este informe es similar a los hallazgos de una revisión de estudios hasta febrero de 2002 hecha por el British Medical Journal.

Una revisión sistemática de 2007 encontró que los suplementos orales de ácidos grasos omega 3 benefician a los pacientes de cáncer, ya que mejoran el apetito, el peso y la calidad de vida. Un estudio de 2009 encontró que un suplemento de ácido eicosapentaenoico (EPA) ayudó a pacientes con cáncer a mantener la masa muscular.